Rodrigo.

Bienvenido a mi "Mundo Digital"

Imagínate por un momento que lo has perdido todo.

Revisas tus cuentas bancarias y te percatas que no tienes nada de dinero.

Las monedas que tenías en los bolsillos, desaparecieron.

Recurres a tu chanchito que está encima de tu mesa de noche, y al sacudirlo no suena.

En definitiva, no cuentas con recursos económicos.

Te encuentras solo. Son las 7 am. Tienes hambre.

En casa no hay ni un solo pan.

Buscas en la nevera con la esperanza de encontrar comida guardada, pero no, no hay nada.

¿Qué puedes hacer?

Cambiemos de escenario

Ahora imaginemos que esta vez deseas ser coach.

Al conversar con un colega, que conoce del tema, te recomienda matricularte en una academia especializada en el campo.

Para tu sorpresa, descubres que los costos superan tus expectativas.

Antes de tirar la toalla, le pides a tu colega que te instruya y te capacite.

Te responde que no tiene inconveniente. Sin embargo, sus precios resultan ser similares a los de la academia.

¿Qué puedes hacer?

Nada es gratis. Todo tiene un precio.

Si lo analizas por un momento, puedes darte cuenta que detrás de todo anhelo, existe un agente dispuesto a entregarlo.

¿Deseas un carro? Existen marcas que lo fabrican.

¿Deseas aprender una materia? Hay profesores dispuestos a enseñarte.

¿Deseas escuchar música? Tenemos una variedad de servicios streaming.

¿Ver una película? Existen las cadenas de cines (o a Netflix por si no quieres salir de casa).

¿No deseas cocinar hoy día? No hay problema, pide por delivery.

Si te das cuenta, todo lo que deseas ya está a tu disposición.

Al mismo tiempo, esto tiene un precio, el cual cubre todo el trabajo que les tomó (a los agentes) preparar y entregar el valor agregado.

Pedir que sea gratis, sería menospreciar el esfuerzo que hubo detrás.

P.S.: Que las cosas tengan un precio inaccesible para ti, no significa que sean caras, sino que aún tienes trabajo por hacer para incrementar TUS estándares.

#reflexion

No siempre tuve una correcta actitud hacia la vida.

A lo largo de mis 28 años pasé por varias etapas buenas y no tan buenas.

En un comienzo las experiencias eran muy frustrantes y angustiosas, debido a que no contaba con la madurez para rescatar el aprendizaje.

Conforme pasa el tiempo, uno va interpretando las vivencias gracias al aprendizaje que uno va obteniendo de los libros, experiencias ajenas y consejos recibidos.

La siguiente lista es un compendio de “10 cosas que no deberías hacer”. Está basado en mi propia experiencia y dirigido a toda persona que sienta, como yo una vez sentí, que su estándar de vida actual no es como lo quiso hace 3 o 5 años.

  1. Quejarte. Las cosas no siempre se dan como uno la planifica, y cuando esto sucede, la boca se nos llena de quejas, ¿por qué siempre a mí? ¿algún día me funcionarán las cosas? ¿creo que así es mi suerte? (Y la más grande todas) ¿Dios, acaso tú me odias?
  2. Complacer a todos. Por no entristecer a otra persona, solemos decirle “sí” a todas sus peticiones. La persona puede llegar hasta vivir la vida que otros quisieran para él. Esto no es felicidad.
  3. Procrastinar. Normalmente uno dilata la acción cuando el miedo supera a la satisfacción. El temor de ser burlado o criticado puede paralizarnos, incluso puede tentarnos a renunciar a nuestros sueños.
  4. Malgastar tu tiempo. La vida está hecha para producir, no para holgazanear. Claro que existe una fase de descanso y relajo, pero este no debe ser mayor al tiempo de producción.
  5. Discutir. Es muy diferente ponerse de acuerdo con la otra parte y entrar en discusión. Lo segundo suele ser una batalla de ego, lo primero consiste en escuchar y luego opinar.
  6. Comer chatarra. Nuestro cuerpo suele ser nuestra carta de presentación. Comunicamos mucho más con nuestra apariencia y gestos que cuando hablamos. En pocas palabras, tal cual se encuentra tu mente, tu cuerpo lo refleja.
  7. Saberlo todo. No seas un “sabelotodo”. El poder no está en el conocimiento, sino lo que haces con ello. En lugar querer saberlo todo, mejor comparte todo lo que sabes. No sólo crecerás tú, también tu comunidad.
  8. Culpar. El no tomar responsabilidad de tu vida, es lo que te lleva a señalar a otros como los causantes de tus malos resultados. Uno se convierte en adulto cuando toma la responsabilidad de todo lo que suceda con su vida. Por tanto, antes de pretender culpar a otros, intenta mejor tener una conversación seria con tu espejo.
  9. No escuchar. Si no escuchas no hay comprensión. ¿Cómo puedes compartir un propósito con un colega si te has dado el tiempo de escuchar sus principios y valores? Pretender ayudar a otro sin escuchar sus problemas es una locura.
  10. Dejarlo a la suerte. La vida está llena de regalos y sorpresas. Existen miles de caminos por recorrer. Pasiones por descubrir. Hay mucho por aprender y compartir. Sin embargo, el destino de nuestro viaje no puede ser dejado al azar o dejarlo en manos ajenas. Necesitamos tener un norte. Debemos ser los capitanes de nuestra vida. Nuestra brújula son los valores que llevamos en nuestro corazones, estos guían nuestro camino hacia aquello que anhelamos.

#reflexion

A veces me siento solo en casa cuando apagan las luces El frío de mi corazón no me deja abrazar otro amor Camino bajo la llovizna mientras te recuerdo Te confesé que te amaba no fui correspondido Dijiste que lo intentaste, pero te fuiste con otro hombre No sé qué hacer, yo también lloro cuando me siento azul.

Y aquí sigo sin nadie alrededor es tan triste y solitario Dices que me extrañas y te vas sin mirar atrás No eres capaz de amarme me siento tu juguete Escribo para olvidar todo de ti me duele más a mí Intento escuchar canciones felices pero sus letras hablan de nosotros Aseguran que esto fue lo mejor entonces por qué me siento azul

#poema

Ser extraordinario significa ser más de lo ordinario. Ser más de lo común. Simple.

La gran pregunta es: ¿Cómo puedo llegar a ser extraordinario?

SIENDO TÚ MISMO.

Nadie es igual a ti. Eres único en el mundo. Lo sabes bien. No interesa si alguien tiene tu mismo nombre y apellido, hayan estudiado las mismas carreras, cuenten con un tono de voz parecido, nada de esto define tu unicidad.

Al contrario, lo que te hace único son atributos que no podrás verlo, a menos que observes con los ojos del corazón. Somos como una muñeca rusa (sabes a dónde quiero llegar): lo que vemos a simple vista es una de las tantas capas que tenemos.

Cuando descubres todas las capas, reconocerás el núcleo, que no es otra cosa que tu esencia o como me gusta llamarlo: tus reliquias. Con esto me refiero a tus verdaderos deseos, tus mejores recuerdos, tus pasiones, tus valores y principios, ideales, objetivos, promesas por cumplir, sueños por alcanzar y anhelos. Este conglomerado forma lo que eres TÚ (fascinante ¿no?).

Disfruta de lo que haces, ocupando tu mente y tu tiempo de las pequeñas cosas que llenan tu corazón. Colecciona experiencias, recibe los regalos que otros comparten contigo, dales vida a tus más íntimas pasiones, separa tiempo para pulir y cuidar de tus reliquias.

  • Vivir la vida no solo es ver el PRESENTE. Tu existencia no termina cuando acaba la noche.
  • No ignores tu PASADO. Gracias a ello es que tienes una historia por contar.
  • No descuides tu FUTURO. Si aún hay un mañana es una clara señal que hay cosas pendientes por alcanzar.

No pierdas tiempo en compararte con los demás, jamás serás como él (ella), ni serán ellos serán como tú. Abraza tu derecho de la unicidad, ya que allí descansa lo extraordinario.

Dicen que buscar amor es como encontrarse a sí mismo. Porque cuando te encuentras a ti mismo (reliquias), es que has hallado el verdadero amor (unicidad).

#reflexion

Veo muchas luces, pero ellas no me ven a mí Parece que soy diferente ellas, iguales entre sí Busco en quien puedo confiar una buena compañía Camino en busca de mis ideales y de sabiduría La noche se ve desconsolada por las malas noticias No te preocupes por el frío yo te daré cobija Los días tocan mi puerta saben dónde estoy Al igual que el vino, progreso por dentro y exterior No importa cuantas luces yo vea para mí, eres la más bella Conversemos hasta la noche ilumínanos con tu estrella Creo que no sabes mis intenciones pero conoces mis miedos Soy más de lo que pueden ver tus ojos sabes que no miento La vida me regaló la oportunidad de remediar un error Así que está decidido, hoy y siempre seré el portavoz de mi corazón

#poema

Quiero compartir contigo la historia de dos hermanos: Leonardo y Camila.

Leonardo era un excelente pianista. Interpretaba melodías actuales y clásicas. No presentaba problemas para hacer covers de canciones que escuchaba por primera vez. Participaba de eventos de su universidad y otros que eran organizados por su localidad. En las reuniones familiares, siempre le pedían que toque alguna pieza acorde a la ocasión. Realmente, sus melodías expresaban un gran sentimiento. Era un artista.

Camila, era menor que su hermano por 2 años. A diferencia de Leo, ella no guardaba interés por algún instrumento musical. Las personas que la escuchaban cantar le aseguraban que tenía una hermosa voz, pero ella se limitaba a los karaokes o imitar a su cantante favorito mientras se duchaba.

Su verdadera pasión era escribir sobre temas de Crecimiento Personal, Vida, Salud y Negocios. Todos los días, al llegar a casa, solía encerrarse en su habitación junto con su laptop, lista para iniciar su creación de artículos, blogs o redactar lo que se le plazca en su diario.

Ella creía que al no tocar ningún instrumento ni ser una cantante profesional, no podía ser considerada una artista como su hermano.

¿Realmente crees que Camila no era una artista?

¿El no tocar algún instrumento musical, cantar profesionalmente, actuar profesionalmente no te hace un artista?

¿Ser artista está limitado a esas actividades que comúnmente vemos?

¿Qué es el arte?

1. Un medio de expresión. El arte es la forma que le damos a nuestro repertorio de tesoros personales. Estos tesoros no son más que nuestras experiencias, aprendizajes, aficiones, conocimientos, recuerdos, talentos. El valor que contienen es inigualable, cuidar de ellas es importante, así como nutrirlas día a día.

La persona alcanza un punto en donde siente el impulso de compartir su valor (su tesoro) con el resto. Hay quienes lo comparten en forma la música, películas, bailes, maquillajes, desarrollo de software, escritos, blogs.

No importa el cómo, sino el qué deseas expresar.

2. Compuesto por tesoros. A lo largo de nuestra vida, vivimos todo tipo de experiencias, las cuales vamos guardando en nuestra mochila de viaje. Estas experiencias se almacenan en nuestros corazones (baúl) como tesoros, a las cuales les damos un peso de la mano con los sentimientos que esto nos genera.

Cuando nos disponemos a crear recurrimos a tomar una o varias de las reliquias que tenemos en nuestro baúl, apreciar su hermosura, darle unos retoques de ser necesario, y posteriormente plasmarlo en nuestra obra de arte.

3. Regocijar el alma. Esta es la mejor parte. El propósito del arte es regocijar el alma tanto del autor como del recibidor. Cuando uno aprecia una obra, cual sea la forma (música, canto, escritura, baile, escultura, pintura, etc.), puede experimentar como sus propios sentimientos brotan de lo más profundo de su ser. Se siente inspirado, se siente libre, se siente maravillado. NADA se compara con esta cascada de emociones.

Últimos pensamientos

Yo sí considero a Camila como una artista talentosa. A diferencia de su hermano, ella crea su arte mediante la escritura. Ambos destacan en lo que más les gusta hacer.

Evita compararte con otros, intenta inspirarte en otros.

Haz tu trabajo como mejor desees, comparte lo que sabes, vive por lo que haces.

#reflexion