Lo que aprendí al ver películas animadas

Una de las películas que me marcaron fue la de “Grandes Héroes”, por la historia de dos hermanos.

Al ser hermano mayor de dos muchachos, toma un mayor significado para mí.

El sentimiento que tengo hacia mis hermanos es como una mezcla entre lo sensible, lo fuerte y lo indeleble.

Siento que lo sensible proviene de mi madre, lo fuerte de mi padre y lo indeleble nace en nosotros, por lo que somos inseparables.

Puedo sentarme a ver la película unas 100 veces y no cansarme. Porque cada vez que la veo, renuevo mi compromiso con mis hermanos: ser un buena referencia para ellos.

Por eso quiero compartir contigo los valores que he rescatado de esta hermosa película.

1. Tus hermanos están para apoyarte.

Todos somos autosuficientes, aprendemos a desarrollar nuestras habilidades para sobrevivir en la “jungla” de la vida. Nos volvemos cada vez más capaces para alcanzar lo que nos proponemos.

Sin embargo, nada nos garantiza que el trayecto sea lineal, por lo que te enfrentarás a momentos muy duros.

Esto hará que dudes de ti mismo, tal vez el miedo te paralice, puede que no veas alguna salida.

Cuando te encuentres en un momento así, escucha a tus hermanos. Son quienes te conocen mejor para recordarte lo valioso que eres.

Muchas veces, su sola presencia es suficiente para seguir de pie.

2. Mira un problema desde otro ángulo.

Solemos estancarnos con un problema el cual parece que no tiene solución.

Insistimos con el mismo método una y otra vez, sin éxito. Nos frustramos al no tener un resultado diferente.

Un buen consejo sería: mira el problema desde una perspectiva distinta, es más probable que encuentres un resultado diferente, ¿no crees?

3. Lo mejor de uno es sacar lo mejor del resto.

El verdadero líder no es aquel que resalta por sus cualidades, sino el que ayuda a resaltar las cualidades de su equipo.

Decirlo es muy fácil comparado con llevarlo a cabo.

Andamos tan enfocados en ganar experiencia, que muchas veces olvidamos o, inclusivo, ni consideramos las de nuestro equipo.

No olvides que para generar un cambio SIGNIFICATIVO hace falta más de 2 manos involucradas.

Necesitas de un equipo, y un equipo está formado por gente como tú: con aspiraciones, metas y sentimientos.

Quiérelos, fortalécelos y ayúdalos a creer en ellos mismos.

4. Tus seres queridos siempre estarán contigo.

La muerte nos llega a todos. Es una triste verdad y nadie está preparado para eso.

Sé lo triste que es perder a alguien.

Sé lo triste que es no verlo más.

Sé lo triste que es ya no escucharlo.

Pero también sé lo siguiente: siempre estarán con nosotros.

Viven en nuestros corazones, pasean en nuestras memorias, comparten nuestras palabras, protegen nuestros sueños.

Con el tiempo, aprendemos a soltar el dolor para darle lugar a la satisfacción que nos da recordar los buenos momentos.

5. Aprende a perdonar.

¿Sabías que se puede aprender a ser feliz?

Y un paso importante es quitar de tu mochila cualquier rencor hacia alguien.

Saber perdonar forma parte del camino hacia la felicidad.

No busques una vida sin errores ni “manchas”. Eso no existe, ni en las películas. En el mundo real nos equivocamos y con frecuencia.

El factor determinante es ser compasivos ante el error.

Si comprendes este principio, no le permitirás al rencor permanecer por mucho en tu corazón.

#reflexion