¿Cuándo es bueno la tristeza?

Cuando es bueno la tristeza La tristeza tiene un propósito noble cuando es tu aliada y no tu enemiga.

El año pasado (2018) me separé de mi novia. La relación se fue de picada. La confianza se rompió y las ganas de construir un futuro se desvaneció.

Mis planes se detuvieron de inmediato, el camino al cual me dirigía desapareció, mis ideales se alteraron. Fue una relación de gran significado para mí. Me entristeció mucho como terminaron las cosas.

Viví una breve y fuerte etapa de separación. Me sentía frustrado y un poco deprimido. No me agradaba en lo absoluto mi situación. Debía hacer muchos cambios, pero lo único que quería hacer realmente era tirarme a la cama a llorar.

Siento honesto, la pena que sentí no me permitía hacer mucho. No tenía voluntad, ni cabeza para pensar cuál era el siguiente paso. Para mí, en ese momento en particular, la tristeza que sentía no me ayudaba.

El paso del tiempo no hace que cambies, eres tú el que cambia con el paso del tiempo.

La realidad que vivo en la actualidad es muy diferente. Me he dado cuenta que la tristeza tiene un poder tremendo en alguien que sabe cómo sacarle provecho.

Es probable que yo no sea el único al que se le cae una lágrima al ver una película o anime con momentos tristes. O cuando se escucha una hermosa canción con una lírica profunda y melancólica.

Gracias a la tristeza haces que tus sentimientos más escondidos afloren. Gracias a la tristeza puedes inspirarte para escribir poemas. Gracias a la tristeza puedes atreverte a hacer lo que has estado postergando. Gracias a la tristeza es que te renuevas como persona.

Quisiera resumir esta idea en unas pocas palabras: La tristeza es benévola cuando sirve de impulso para hacer cosas de bien. Es malévola cuando te detiene en la pena y en el dolor.

Al ser una emoción que se produce en ti, significa que es natural. Viene y se va. No puedes prohibirle la entrada. No deberías hacerlo. Al ser parte de tu vida, es necesario aceptarlo como huésped. Depende de ti darle una buena estadía para que actúe apropiadamente.

#reflexion