Esto cambió mi manera de ver la vida

manera-ver-la-vida

Me encontraba aburrido trabajando en una empresa por más de 4 años. No había nada emocionante, nada nuevo, nada retante. Supe que había llegado el momento de buscar mejores opciones, pero no pude hacerlo. De hecho, no quise. Sentía miedo y me costaba reconocerlo.

Ya sabes lo que dicen, “Si no puedes hablar del problema, mucho menos podrás solucionarlo.”

Una tarde me encontraba divagando por las redes sociales, con la esperanza de hallar algo que conquiste mi atención. No encontré nada interesante, solo videos de gatos, temas políticos y algunos bloopers.

Antes de dejar mi celular boca abajo sobre el escritorio, hubo un video que jaló mis ojos. Esta decía “Qué es lo que necesitas saber para mejorar tu vida”.

Por supuesto que yo quería mejorar mi situación, no me sentía a gusto en mi actual empresa, estaba distante de lo que había planificado hacer un par de años atrás. En fin, esto era para mí.

Entré a la publicación y reproduje el video, era un sujeto de cabello blanco, llevaba puesto un terno, camisa blanca, parecía estar en un auditorio dando una charla. Su nombre era Jim Rohn.

Nunca antes lo había visto ni oído de él. Sin embargo, el mensaje que impartió en el video me marcó para siempre. Lo recuerdo perfectamente.

Empezó diciendo:

Busca la manera de multiplicar tu valor para el mercado y verás cómo tus ingresos cambiarán inmediatamente. Yo solía pensar que las cosas debían cambiar, como mi empresa, mi cheque, el gobierno, el mercado. Pero me di con la sorpresa de que nada de esto cambiará.”

Luego dijo:

“Entonces, me pregunté ¿cómo podría cambiar mi vida? Allí fue que mi mentor me dio el siguiente magnífico consejo, ‘Cuando tú cambies, todo lo demás cambiará por ti. Cuando tú mejoras, todo lo demás mejorará por ti’. Eso fue lo que hice, leí los libros que debía leer, tomé las clases que debía tomar. Dejé de ver lo que el resto debía cambiar, empecé a ver en mí mismo qué podía mejorar y así las cosas cambiaron para mí.”

Después de un 1 minuto y 14 segundos, mi vida cambió inmediatamente. Empecé a leer libros de Crecimiento Personal. Escribí más sobre mis sentimientos. Cambié muchos aspectos desagradables de mi personalidad. Mejoré la calidad de mis palabras. Alimenté mis relaciones. Empecé a construir una correcta imagen personal.

Pero sobre todo dejé de esperar a que las cosas mejoren.

¡Y empecé a mejorar cuanto antes!

#reflexion