¿Qué situaciones producen emociones?

Soy de las personas que constantemente busca sentirse emocionado (o inspirado). Cuando estoy inmerso en una situación emotiva, siento que de mí afloran los mejores sentimientos que guardo.

Por eso antes de escribir un poema, un artículo o en mi diario, siempre me acompaña una emoción específica, como combustible a mi máquina creativa.

Otro beneficio es que te permite cambiar de estado de ánimo de manera inmediata. Cuando me he sentido triste o desanimado, recurro a mis fuentes emotivas para cambiar al estado que deseo.

A continuación, quiero compartir contigo mis fuentes conmovedoras en un orden importancia.

  1. Música. Lo que me atrapa de la música, en la mayoría de veces, suele ser más la melodía e instrumentos que la letra en sí. No me preocupo mucho por el mensaje de la canción, ya que en base a la melodía, yo creo mi propio mensaje y significado.

  2. Películas. Existen películas (o animes) que contienen pequeñas escenas inolvidables. Normalmente, suelo relacionarlo con algún acontecimiento de mi propia vida o simplemente me conmuevo con la trama. Cual sea el caso, identificado las sensaciones y, sobretodo, lo que despierta en mi mente. Puede ser el inicio de mi siguiente poema o artículo. Lo que sea que me genera, lo almaceno en mi baúl de tesoros.

  3. Poemas. Releer los poemas que escribí para mi familia también renueva mi energía. Hace que broten los sentimientos que me llevaron a escribir los poemas dedicados para ellos.

  4. Recuerdos. Recordar los buenos momentos es una sensación honorable. Nos permite reconectar con eventos que nos marcaron positivamente.

#reflexion